castellanoenglishfrançais[ أربيك ]
 

 

 

 

Contexto General - Gobierno


Siria es una república desde 1963. En 1973 se aprobó en referéndum la vigente Constitución que define a Siria como República Democrática, Popular y Socialista, basada, entre otros, en los principios de igualdad ante la ley, libertad religiosa y propiedad privada. Cada siete años se elige a un presidente, que debe ser musulmán. Y cada cuatro, una Asamblea del Pueblo y un Consejo de Ministros. Según la Constitución, el presidente tiene poderes para nombrar y destituir a los vicepresidentes, al primer ministro y a los ministros. Es también comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, secretario general del Partido Árabe Socialista Baaz y presidente del Frente Nacional Progresista. Los órganos legislativos son la Asamblea del Pueblo y los Consejos de Administración Local.

Los tres poderes del Estado sirio son controlados por el Partido Baaz, quien tiene asegurada la participación decisiva en los poderes del Estado gracias a la Constitución del país. Está permitida la participación de otros seis partidos políticos menores que junto al mayoritario Baaz integran el llamado, Frente Nacional Progresista (FNP), esos partidos políticos son los únicos partidos autorizados a expresar las ideas políticas de los ciudadanos sirios.

Igualmente es el Partido Baaz el que domina el mencionado Frente, dichos partidos integran el Parlamento que es controlado directamente por el Presidente de la República, ya que el poder Ejecutivo se reserva la mayoría de las potestades legislativas y de revisión de las actividades del Legislativo.

La Constitución de Siria inviste al Partido Baaz, de las funciones de liderazgo del gobierno del Estado y de la vida de la sociedad siria. El Presidente, que posee grandes facultades para ejecutar el gobierno, es elegido por 7 años para cumplir sus funciones, además de ello es a su vez el Presidente del Partido Baaz y el lider del Frente nacional progresista.

El presidente de Siria además posee las facultades de designar a los ministros, declarar la guerra, proponer las leyes al poder Legislativo, y dirigir las fuerzas armadas. En el referédum para la elección del Presidente en 2007, fue reelegido con el 97% de los votos Bashar al-Assad.